MÁS DE 300 NIÑOS JUEGAN CON LAS TRADING CARDS DE ANGRY BIRDS Y CON LOS CLAY BUDDIES DE GIROMAX EN BARBAMEC